Live. Sing. Love. Dance.


De pequeña, me la pasaba haciendo garabatos de movimiento frente a la televisión mientras miraba las competencias de patinaje artístico y de gimnasia rítmica en los canales de deporte, seguro creyendo que me movía de la misma forma que las profesionales que aparecían en mi pantalla. Al pasar del tiempo mi mamá me metió a clases de Danza, donde empieza el largo camino que he recorrido desde los 4 años. Nunca olvidaré a mi primer profesor, Eddy Vielman, un joven energético y apasionado con quien habré recibido según recuerdo unos 2 años. Al desenvolverme en este ámbito mi mamá vió cierto potencial en mí y con el apoyo de mi papá, me metió a clases de gimnasia Olímpica en el Gimnasio Internacional (ahora conocido como Internacional Cubano) donde habré estado un par de años más antes de regresar a clases de Danza. Al cumplir los 10 años de edad, estas dos disciplinas me habían aportado un sin número de beneficios, entre los cuales puedo mencionar fuerza, balance, mejora en atención y concentración, una buena condición física, etc. Estas experiencias ahora a mis 28 años me ayudan a tener un concepto más profundo de la diferencia entre la Danza y un deporte que incorpora elementos de danza; y junto a distintas lecturas realizadas, me han ayudado a llegar a estas conclusiones que, aunque no estoy diciendo que sean la verdad absoluta creo que son ideas prácticas que a mí en lo personal me han ayudado a resolver mis dudas y las de mis alumnas, por lo que las menciono a continuación: El arte de la Danza, no es únicamente el conjunto de movimientos que realiza una persona al ritmo de la música en un espacio específico, tal y como se describe en la mayoría de diccionarios, textos y artículos electrónicos. Tiene además un elemento esencial que se llama coreografía. La coreografía es el arte de crear y engloba la creatividad, ideas e inspiración del coreógrafo, persona creadora y realizadora de la misma. Existe entonces el "baile" como se le denomina y conoce popularmente, que es la expresión por medio de movimientos, la cuál viene de la parte más profunda y esencial del ser y por otra parte, la Danza, arte que conlleva un estudio y una producción más compleja, teniendo como elemento esencial la coreografía. El primero, no requiere un estudio ni un conocimiento completo, solo es el conjunto de movimientos realizados por una persona al ritmo de la música; en cambio el segundo, si requiere de estudio previo y de una correcta estructuración para su desempeño. Desde ejercicios básicos para preparar a los músculos, hasta el conocimiento de términos para la realización de movimientos específicos conocidos como pasos, podemos ver que la danza requiere de mucho más que moverse al ritmo de la música y que existen muchos entrenamientos y deportes que se realizan con música y que incluyen algunos pasos o movimientos con ritmo donde se incorpora la danza o elementos de danza, como por ejemplo: La gimnasia, el patinaje artístico, la natación sincronizada, Katas de algunas artes marciales, la gimnasia rítmica, los ejercicios cardiovasculares con ritmo, etc. Por último es necesario mencionar que la danza también incorpora dentro de su arte ciertas acrobacias y movimientos propios de otra disciplina para su desenvolvimiento, sin embargo hay una línea entre una cosa y otra y se debe saber en qué estilos de danza aplican y en que estilos de danza no, llegando a un punto importante que aprendí en mi adolescencia y del cual les contaré más adelante... los distintos estilos o tipos de danza que existen.

Featured Posts
Recent Posts
Archive
Search By Tags
Follow Us
  • Facebook Basic Square
  • Twitter Basic Square
  • Google+ Basic Square
  • Facebook Basic Black
  • Instagram Basic Black
  • YouTube Basic Black

© Copyright 2020 DV DANCE - Created by: Paola Roldán